Jimena Sánchez

Jimena Sánchez

Me llamo Jimena Sánchez y soy una gran aficionada a los deportes. Yo nací en el DF, aunque crecí y viví siempre en Veracruz. Uno de los primeros recuerdos de mi vida es un caluroso domingo en el que mi papá veía en la tele un partido de sus Chivas. Yo, con apenas 6 años de edad, me llevaba una sillita de esas de niñas, me sentaba ahí junto a él y así pasábamos 90 minutos viendo y disfrutando a nuestro equipo. Desde ese momento y hasta el día de hoy amo y siento el fut, que para mí se ha convertido en toda una afición.

Hoy ya han pasado 20 años de ese bello recuerdo. Luego de vivir en el puerto jarocho, regresé al DF para estudiar la carrera de actuación; estudié, trabajé y después de hacer muchas cosas más, la vida me trajo aquí, a Medio Tiempo, donde espero compartir con todos Ustedes una columna semanal en la que escribiré de mi gran pasión, los deportes. Siempre trataré de darles una sincera y muy personal opinión de lo que esté pasando en los deportes que disfruto seguir (futbol, básquetbol, americano, box y beisbol), y haré todo lo que pueda por ser lo más objetiva posible. Como la mayoría de Ustedes, yo sólo soy una gran fanática del mundo deportivo y no pienso ser un analista ni mucho menos, tan sólo compartiré mis opiniones, mis enojos, mis alegrías, mis experiencias y, sobre todo, muchas historias.

En esta columna también vamos a estar al pendiente de la vida de nuestros deportistas favoritos de una manera diferente y divertida; conocerás cosas que pocos aficionados sabemos, pero eso sí, sin salirnos del tema deportivo.

Hace poco me preguntaron por qué soy tan aficionada al deporte y ahora se los contaré. Muchas veces pienso que un partido puede ser mejor que una película o una novela, suele ser más dramático o emocionante, puede tener un trágico desenlace o un gran final feliz. Pero la gran diferencia con el cine o las novelas es que todos esos sentimientos son reales, una sensación mundial, de identidad, de corazón, colores y pasión.

Cuando le vas a un equipo te sabes de memoria los nombres de una alineación, lloras si pierde, quieres su camiseta y te la pones en la calle, orgullosa de pertenecer a “algo”, y un día te das cuenta que eres buena para correr, patear un balón, echarte clavados, pegarle a la pelota con una raqueta o tirar un ovoide… y entonces, para bien o para mal, ¡estás atrapada, así como yo! Aunque para ser sincera, eso de pegarle a la pelota nunca se me dio (jaja). Sí, me gusta hacer ejercicio, practicar tenis o box, pero en pocas palabras, siento que nací más para verlos que para practicarlos.

El deporte enriquece la vida de muchas personas y me siento orgullosa al decir que yo soy una de ellas. Hay semanas en que es lo único que te mantiene de pie para seguir hasta el fin de semana, o viceversa, si a tu equipo le fue bien ese fin, toda la semana tienes una alegría especial.

Ya para despedirme, sé que todos Ustedes tienen a sus equipos del alma y una manera de conocernos mejor es decirles cuáles son los míos.

Futbol: Chivas de Guadalajara
Basketball: LA Lakers
Americano: Oakland Raiders
Baseball: NewYork Yankees
LMP: Cañeros de los Mochis

Y Ustedes, ¿A quién le van?.

6 Comments
  1. junio 15, 2011
  2. agosto 3, 2011
  3. octubre 17, 2011
  4. octubre 17, 2011
  5. noviembre 12, 2011
  6. febrero 20, 2012

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *