Christian Castro

Christian Castro
Christian Sainz Castro nació el 8 de diciembre de 1974 en la Clínica Santa Teresa de la Ciudad de México. Sus padres la cantante y actriz Verónica Castro y el comediante Manuel ‘El Loco’ Valdés.
Sus primeros pasos por el mundo del espectáculo llegaron cuando interpretó la canción “Gallito feliz”, que en algunas ocasiones incluye en sus conciertos. Además de que tuvo una intervención en la telenovela El Derecho de Nacer.


Bajo la guía de su madre, su tía Beatriz y su abuela, Christian logró a sus siete años ser locutor de radio y tener su propio programa: La Hora de Christian.
Posteriormente participó en el Festival Juguemos a Cantar y en la obra musical Mame, al lado de Silvia Pinal y que fue la primera de las experiencias artísticas que le dio la satisfacción de ser reconocido con varios premios cuando apenas tenía nueve años.
A los 15 años debutó en el Festival de la OTI con el tema “16 diciembres” y retomó su faceta de actor en la telenovela Las Secretas Intenciones.
Ya en 1991, grabó su primer disco Agua Nueva, que incluía la canción “No podrás”, que se convirtió en un himno en las discotecas.
Fue el 8 de marzo del 2003 cuando el cantante mexicano se casó por la ley civil con la paraguaya Gabriela Bo, heredera de una de las fortunas más importantes de ese país sudamericano.
Sin embargo, esta unión terminó en divorcio el 13 de julio de 2004, para después volver a casarse por el rito judío con su antigua novia, Valeria Liberman, el 31 de julio de este mismo año, en está ocasión su mamá, Verónica Castro, no estuvo presente.
En el 2005, dejándonos ver el gran momento que vive en su vida personal y profesional, saca a la venta su disco Días felices dandose a conocer como compositor haciéndole un tema a su hija Simone, teniendo gran éxito en México y Latinoamérica
El cantante reconoció que entre él y su madre, la actriz Verónica Castro, existen diferencias, pero aclaró que él desea la reconciliación, y sostuvo que su hija Simoneta necesita una abuela.
“Pienso que sí (habrá una reconciliación), claro que sí, estoy dispuesto; la realidad es que no hay la oportunidad porque no quiere Dios”, indicó el intérprete.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *