Hilary Swank

Hilary Swank

Nacida en Bellingham, Washington, Hilary Swank obtuvo el Oscar a la mejor actriz por su actuación como Brandon Teena en Boys Don’t Cry.

Anteriormente quizás se la conocía mejor por su papel en The Next Karate Kid y su repetido papel de Carly Molloy en Beverley Hills, 90210. Su debut en largometrajes fue con Buffy, La Cazavampiros. Posteriormente aparecería en un papel de reparto al lado de Cate Blanchett y Keanu Reeves en Premonición, de Sam Raimi.

Swank vive en Nueva York y se la ha podido ver recientemente protagonizando Insomnio, junto a Al Pacino, y Memento, ambas de Christopher Nolan, así como en el film El Núcleo.

Además del Oscar ganó el Globo de Oro a la mejor actriz en un drama y premios de The New York Film Critics a la mejor actriz, The Los Angeles Film Critics, The Chicago Film Critics y The Broadcast Film Critics. Además obtuvo el premio Breakthrough Performance del National Board of Review y el de Premier Magazine Spotlight. También fue nombrada ”Estrella del Mañana“ de ShoWest.

Swank vive en Nueva York. Rodó The Affair of the Necklace, dirigida por Charles Shyer.

Hace cinco años una actriz desconocida para muchos levantó su largo y delgado cuerpo para recoger el Oscar por su interpretación como Brandon Teena —una chica que se siente chico— en la película independiente ‘Boys don’t cry’. Aquel día quedó en su butaca algo desconsolada Annette Bening, que vio frustrada la posibilidad de lograr la preciada estatuilla por su actuación en ‘American Beauty’.

El azar, que tiene estas cosas, ha querido que Swank y Bening compitieran de nuevo por el premio a mejor actriz y que —otra vez— fueran las grandes favoritas. El duelo se resolvió a favor de Swank, nominada por ‘Million Dollar Baby’, de Clint Eastwood, en la que da vida a Maggie Fitzgerald, una mujer pobre y desesperada que, sin nada que perder, lo da todo por el boxeo. El personaje bien podría resumir en cierto modo la propia vida de Swank, que nació en las capas más bajas de la sociedad estadounidense —llegó a vivir en una caravana con su familia— hace 30 años en Nebraska y se empeñó desde que era niña en ser actriz.

Para preparar el papel, Hilary engordó 10 kilos sólo de músculo a las órdenes del entrenador Héctor Roca. Swank, que ya había recibido el Globo de Oro por esta interpretación, se ha convertido en la actriz más joven en poseer dos estatuillas.

4 Comentarios
  1. junio 7, 2005
  2. junio 11, 2005
  3. agosto 16, 2005
  4. septiembre 4, 2005

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *