Rose Byrne

Rose Byrne
Rose Byrne, es un actriz australiana de cine nacida en Sydney el 24 de julio de 1979.
Debutó en la gran pantalla con ‘Dallas Doll’ en 1994; sus primeras apariciones en la gran pantalla fueron pequeños papeles en su Australia natal. También apareció en la telenovela ‘Echo Point’ y la serie ‘Heartbreak High’(Los rompecorazones), mientras estudió para conseguir el título de ‘Teatro de Australia para gente joven’.


En 1998 su nombre se añadió al reparto de ‘Two Hands’ de Gregor Jordan, junto a un desconocido todavía Heath Ledger, en la que interpretaba a una inocente chica de campo, el amor de un joven en problemas con crímenes. Esta película consiguió un gran éxito y obtuvo elogios del público y de la crítica. Indudablemente, directores de EEUU se fijaron en ella después de la premiere de ‘Two Hands’ en el festival de Sundance en 1999, pero no aparecería en una película de Hollywood hasta varios años después, cuando obtuvo un pequeño papel en ‘Star Wars: Episodio II – El Ataque de los Clones’. Hacia de Dormé, la leal sirvienta de la senadora Amidala, donde “tenia que estar detrás de Natalie Portman y parecer seria”. Paso a ser una actriz de culto.
En 2004, Rose consiguió ser Briseida en ‘Troya’ de Wolfgang Petersen, al lado de Brad Pitt, Eric Bana y Peter O’toole. Era un papel secundario, de una sacerdotisa de Apolo convertida en esclava y en el objeto de deseo de Aquiles, pero pudo conseguir hacerle sombra al personaje de Helena de Troya. Por fin llego el reconocimiento del gran público.
En ese mismo año, y trabajando también con su compañera de Troya, Diane Krueger, aparecio en ‘Wicker Park’, el remake americano de una película francesa, llamada ‘El apartamento’. Fue su primer papel oscuro, en donde un hombre intenta encontrar a la mujer de la que se ha enamorado de una manera obsesiva, mientras que está siendo manipulado por otra (Rose), tratando de apartarlos.
En 2005 volvió a trabajar con otro de sus compañeros de ‘Troya’, Peter O’toole, en una miniserie de la BBC, Casanova, donde hacia Edith, una de las criadas de un viejo Casanova a finales del s.XVIII.
Sin salir de ese siglo, consiguió trabajar a las órdenes de Sofia Coppola en su ‘Marie Antoinette’, haciendo de la Duquesa de Polignac, una de las mejores amigas de la reina. Cambiando de registro, consiguió un papel en ‘Sunshine’ de Danny Boyle, un thriller de ciencia ficción.
Todos con los que ha trabajado, tienen buenas palabras para su gran talento, por conseguir interpretar personajes completamente diferentes, sin miedo al riesgo.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *