Sasha Sokol

Sasha Sokol
Añadir instrumentos como el cello, el contrabajo o el cajón flamenco a canciones mexicanas tan emblemáticas como “La cucaracha” o “Paloma negra” ha sido el reto al que se ha enfrentado Sasha Sokol, una cantante mexicana que se ha instalado en España para reinventarse a sí misma y su música.


Nacida en 1970 en México, D.F., Sasha Sokol ha dejado atrás una larga vida.
A los nueve años formó parte de Timbiriche, un grupo infantil mexicano creado en la estela de lo que en España fue Parchís y que alcanzó un éxito enorme no solo en su país, sino en toda Latinoamérica.
En 1987 dejó este grupo y emprendió una carrera en solitario, en la que grabó discos de estilo pop, protagonizó telenovelas y continúo siendo un personaje famoso en su país, hasta que hace unos seis años sintió, según cuenta ahora en una entrevista con EFE, “una enorme necesidad” de salir de México y aislarse, tras lo que se fue a Nueva York y después a Madrid.
Después de este largo silencio, Sasha Sokol publica “Por un amor”, un disco que responde a la búsqueda de esta mujer que ha querido reinventarse a sí misma desde sus raíces, aunque lejos de ellas, en un proceso que la ha hecho llevar “a otros lugares”, a territorios más contemporáneos, canciones tradicionales mexicanas, según explica la cantante.
Canciones como “Por un amor”, “Arrastrando la cobija”, “Te solté la rienda”, “El gustito”, “Paloma negra” o “La cucaracha” se encuentran, a través de las versiones de Sasha Sokol, con instrumentos más relacionados con géneros como el jazz o el flamenco que con el mariachi, en unas composiciones que incluyen también elementos tradicionales de la música mexicana, como la jarana, la guitarra, la vihuela o la trompeta, que toman aquí “otra intención, otro fraseo”.
“Nunca me he sentido tan libre cantando”, afirma esta sensual cantante que disfruta ahora en Madrid del anonimato. “La fama no pesa, pero disfruto el anonimato”, comentó.

2 Comentarios
  1. mayo 17, 2005
  2. agosto 28, 2007

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *