Victoria Saravia

Victoria Saravia

Victoria Saravia tenía 12 años cuando su padre, Villanueva Saravia, entonces intendente de Cerro Largo, murió en extrañas circunstancias. Tenía 17 cuando la joven Victoria viajó a Montevideo a estudiar Odontología y en un pub, un booker (buscador de modelos) la invitó a sumarse a la agencia Valentino Bookings.

Hoy, morocha, ojos color miel, 24 años, 1,69 metros de altura, Victoria Saravia es una de las modelos uruguayas de mayor proyección. Ha trabajado no solo en Uruguay, sino en Argentina, Chile, Francia… hasta por Dubái desfiló su cuerpo y su rostro que tantos admiran.

El corazón, sin embargo, tiene dueño desde hace cuatro años y se llama Carlos Bueno, el delantero ex Peñarol. Después de varias idas y venidas y algunas separaciones, el amor ha sido más fuerte y hoy mantienen la relación a distancia. Bueno milita en la Universidad de Chile. “La llevamos muy bien, estamos acostumbrados a la distancia. Yo viajo mucho y estamos casi como si estuviéramos juntos”, asegura la modelo a Sábado Show.

Extrañamente hincha de Nacional, blanca en política, aunque no milita, Victoria Saravia lleva con orgullo su apellido. Y le hace honor. “Tengo una personalidad fuerte, Soy de ir para adelante, sin importarme mucho lo que piense la gente. No me gustan los conventillos, ni eso de ir por atrás. Las cosas que me enojan o no me gustan, las digo, no hay problema”, se define la morocha.

Así, critica cuando los organizadores de desfiles de modas traen modelos argentinas a pasarelas locales y le pagan 10 o hasta 15 veces que a las uruguayas.

Muchos le han señalado un parecido con la también modelo y argentina Zaira Nara, de 21 años. “En realidad, ella es más chica que yo. Así que el parecido lo tiene ella conmigo (risas) Fuera de broma, la comparación es un halago. Ella es muy bonita”, responde.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *