Ivanka Trump

Ivanka Trump

Como hija del magnate Donald Trump, no le falta nada; incluso tiene avión a la puerta. Pero a los 16 años se dio cuenta de que el trabajo llena muchos vacíos
Aprovechando que mide 1.79 y es guapa y esbelta, en 1997, a los 16 años, decidió seguir el ejemplo de su madre, Ivana, e iniciarse como modelo. Debutó en Nueva York luciendo piezas de la colección de Ralph Lauren.


Prototipo de las hijas de los multimillonarios estadounidenses, Ivanka Trump lo ha tenido literalmente todo desde que llegó a este mundo.
Es precisamente por eso que en el 2003 fue la protagonista de un documental: Born Rich (Nacida rica), que realizó el también joven magnate Jamie Johnson, en el que reflejó su experiencia de ser la heredera de uno de los hombres de negocios más exitosos de su país.
El apellido Trump le abre todas las puertas y le permite cumplir cualquier capricho. Un ejemplo: el piloto de su avión privado está siempre disponible para trasladarla con sus amigas desde Nueva York a donde desee. Y eso no es todo: la fortuna familiar permitiría a Ivanka llevar una vida de divertido ocio, si quisiera.
A los 18 años aceptó posar para la revista British GQ , para caballeros, que le pagó bien por sus fotografías, aunque no fueron de desnudos.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *