Avance de Camaleones del 7 al 11 de septiembre

camaleones poncho herrera

Valentina enfrenta a Sebastián, le dice que ya no le va a permitir expresarse mal de Pedro, Sebastián le quiere hacer ver que Pedro es un vil criminal, pero Valentina no se deja convencer. Augusto quiere que espíen a Solange y a Ulises, Eusebio se apunta, pero Augusto decide encargarle el asunto a Leónidas.

Lupita y Francisca se enfrentan por la decisión de Francisca de no dejar que Solange vea a Ulises, Lupita defiende a su hijo y a su familia, sospechando que Francisca no quiere que los dos se relacionen porque son de clases distintas. Pedro le pide ayuda a Valentina para preparar el programa de estudios, Pedro la quiere besar en pleno colegio, ella se resiste y él se molesta y se va.


Mercedes contesta el celular de José Ignacio y escucha la voz de una misteriosa mujer, Manuela, quien al ver quién contestó, corta la llamada. Sebastián furioso por la actitud de Pedro, Valentina lo defiende. Sebastián dice a Valentina que está seguro que Leónidas no es el Amo, a pesar de que ella cree tener suficientes motivos para afirmar que sí lo es. Deciden buscar la oportunidad para registrar su cuarto. Leónidas la deja sola, pues lo llaman para fumigar la casa de Francisca y Valentina aprovecha el momento para registrar el cuarto, y encuentra el equipo de espionaje y una computadora, cuya contraseña es “OMA”, es decir, “Amo” al revés.

Valentina apenas logra terminar a tiempo su registro del cuartito de Leónidas cuando éste regresa, pero no la descubre. El equipo de Augusto engaña a Teresa, la madre de Gaspar Valderrama, para tenerla en su poder y obligarlo a él a aparecer. Pedro sigue presionando a Valentina, hasta que la convence de salir a cenar esa noche. Sebastián le arma escena de celos cuando Valentina se lo dice, pero ella le dice que saldrá con Pedro para ver si así deja de verlo en todas partes.

Durante la comida con Augusto, Leónidas hace un gesto que le recuerda a Augusto a alguien de su pasado… alguien de quien no tiene buenos recuerdos. Pedro y Valentina van a un restaurante mexicano, Pedro encantado porque por fin parece que Valentina va a ser suya, ella divertida, pues Pedro es encantador, pero se da cuenta de que alguien los está observando sin perder detalle.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *