Letizia Ortiz

Letizia Ortiz
Letizia Ortiz Rocasolano nació el 15 de septiembre de 1972 en Oviedo, hija de la enfermera Paloma Rocasolano, madrileña, y del periodista asturiano Jesús Ortiz, fundador de Antena 3 Radio en el Principado y director de la misma hasta 1987; actualmente está divorciado y mantiene una relación sentimental con la periodista Ana Togores.


Felipe y Letizia se conocieron a mediados de 2002, durante una cena en casa de Pedro Erquicia, director de Documentos TV. Parece que el heredero de la Corona quedó prendado de la periodista y, según ha trascendido, la relación prosiguió y se consolidó en la primavera de 2003, hasta el punto de que en verano ambos pasaron unos días de vacaciones en el extranjero. Después continuaron viéndose en casa de amigos íntimos de don Felipe, tanto en Madrid como en Barcelona. En esta ocasión, la Casa Real forjó un plan de seguridad para que no trascendiera la relación hasta que se estimara conveniente. Y funcionó, porque la sorpresa que produjo el anuncio del compromiso, el sábado 1 de noviembre, fue mayúscula en todos los ámbitos.
La petición de mano, con todo el protocolo inherente al acto, se produjo el 6 de noviembre, pero tres días antes los prometidos se presentaron por primera vez, cogidos de la mano, ante un reducido grupo de periodistas en el jardín de la nueva casa del príncipe, quien con toda naturalidad declaró sonriente: «Me da muchísima alegría manifestar lo enamorado que estoy de Letizia. Es la mujer con la que quiero casarme, y reúne todos los requisitos para asumir las responsabilidades de princesa de Asturias y próxima reina de España».
Ante el altar de la Catedral de la Almudena
La elección de Letizia fue bien aceptada por la población española, que agotó la prensa con las páginas especiales que le dedicaron sus compañeros periodistas, quienes jugaron un papel determinante para que el hecho adquiriera visos de normalidad y, sobre todo, para que se interpretara como un símbolo de la madurez democrática de los españoles y de la voluntad de la monarquía de estar cerca del pueblo, aprovechando esta decisión del príncipe -con el consentimiento de los reyes Juan Carlos y Sofía- para consolidar aún más el papel de la monarquía en un futuro que para buena parte de la realeza europea se presumía incierto.

6 Comentarios
  1. marzo 19, 2005
  2. abril 16, 2005
  3. abril 25, 2005
  4. junio 15, 2005
  5. septiembre 15, 2005
  6. febrero 22, 2006

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *