Nuevo León

Edith González

Edith González

Con su exitosa carrera artística, Edith González es una de las figuras más importantes del espectáculo mexicano. Ha sido protagonista de obras de teatro, películas y telenovelas que han sobrepasado las fronteras de México llegando con indiscutible éxito al extranjero.

Es una artista versátil que trata de elegir papeles diferentes: chicas dulces y sensibles como en ‘Monte Calvario‘, heroínas nobles y apasionadas como en ‘Corazón Salvaje‘ y sensuales aventureras como en la homónima obra musical y en su más reciente telenovela llamada “Salomé“. Edith siempre está dispuesta a afrontar nuevos personajes porque considera que es una manera de mejorar como actriz.

Aunque ingresó al mundo del espectáculo por casualidad cuando sólo era una niña, ya tenía la vocación por el arte. Su mamá, doña Ofelia, recuerda: “Siempre era Blancanieves o la principal de todas las obras en la escuela. Le fascinaban los aplausos hasta el punto que había que bajarla del escenario en medio de una pataleta”.

Acompañada por su madre, con cinco años Edith fue al programa de televisión ‘Siempre en Domingo‘ como parte del público, y entonces los ojos del director Antulio Jiménez Pons se posaron en ella.

Era la niña que estaban buscando para su programa: rubia, con los ojos azules y una luz angelical en su rostro. Le hicieron unas pruebas y pronto comenzó a grabar ‘Cosa Juzgada’ con Rafael Baledón y Marta Roth.

Hija de Efraín González, contador, y Ofelia Fuentes, ama de casa, Edith nació un 10 de diciembre en un hospital de la Ciudad de México pesando 3 kilos 200 gramos. Su hermano mayor, Víctor Manuel ya tenía 12 años. Su infancia fue muy feliz: jugaba durante horas con Víctor Manuel, su padre la adoraba mientras que mamá Ofelia trataba de educarla de una manera más estricta. Le encantaba ver la televisión y pasarse horas frente a los dibujos animados.

Aún no había cumplido los 14 años, cuando empezó a ser conocida y reconocida también en el extranjero gracias a su participación en la telenovela ‘Los Ricos También Lloran‘, a la que tiene especial cariño. Con trece años fue también a su primera fiesta; estaba emocionada ante la idea de ir a una fiesta con chicos y a bailar: “Sin embargo, fue un fracaso terrible. Mis amigas y yo nos disfrazamos de señoritas, pero nadie nos hizo caso. Regresamos a casa pensando que crecer debía ser algo aburrido y un poco tonto”.

A la vez que su trabajo artístico le abría unas puertas, su fama le cerraba otras. Sus estudios secundarios fueron truncados a causa de su trabajo. Mientras estudiaba en la escuela de monjas Simón Bolivar, apareció en la portada de una fotonovela vestida con el uniforme del colegio: “Era una fotonovela de lo más sano e inocente; ni fumaba ni me besaba, pero a las monjas no les gustó la idea de ver allí su uniforme e hicieron de esto un escándalo y me expulsaron“.

A partir de entonces Edith decidió dedicarse a tiempo completo a su carrera y empezó a viajar para mejorar su formación artística. Cuenta con estudios realizados en Londres, Nueva York y París. Primero fue a Los Ángeles a estudiar interpretación en la academia de Lee Strasberg durante algo más de un año; luego fue a Nueva York donde estudió con el profesor Richard Pintor del Neighborhood Playhouse y en el Actors Institute. En París se preparó en el Centro De Danza Du Marais, en la Universidad de La Sorbona estudió inglés e historia del arte y en Gran Bretaña estudió Jazz.

Además de aprender a dominar el inglés y el francés, estudió mímica, interpretación y ballet. Comenzó a aparecer de manera regular en programas de televisión, obras de teatro y en el cine, consiguiendo sus primeros papeles estelares en series como ‘Ambición’ y ‘Bianca Vidal’, que todavía es una de sus favoritas.

Cuando protagonizaba con mucho éxito ‘Bianca Vidal’, Edith recibió el golpe más duro de su vida: su padre fallece, víctima de cáncer. Sin embargo, toda la familia se unió mucho, y gracias a ello doña Ofelia, Víctor Manuel y Edith pudieron continuar adelante. “En eso mi papá puede estar tranquilo: dejó una familia muy unida”, comenta Edith. Su madre es su mejor amiga y consejera, y Víctor Manuel es su asesor profesional. Él se encarga de solucionarle todas las cuestiones técnicas que tienen que ver con su carrera.

Posteriormente llegaron otras telenovelas de éxito como ‘Monte Calvario’, ‘En Carne Propia’ y sobre todo ‘Corazón Salvaje’, hasta la fecha una de las mejores telenovelas producidas por Televisa. Esta telenovela le dio grandes satisfacciones, confirmando definitivamente su talento y asegurándole el cariño del público en todo el mundo.

Al año siguiente participó en dos películas, entre ellas la cinta ‘Salón México‘, paralelamente realizó series pedagógicas para La Educación Primaria de la Secretaría Pública (SEP) y diversos comerciales.

Su trayectoria continuó con otras telenovelas, como ‘La Sombra del Otro’, ‘La Jaula de Oro’ y ‘Nunca te Olvidaré’, pero fue con la obra teatral ‘Aventurera‘ que Edith tuvo la oportunidad de revelar una nueva faceta, bailando y cantando. Fue todo un éxito en su carrera y para el teatro mexicano en general.

Además de ‘Corazón Salvaje’ uno de sus más grandes éxitos fue la telenovela ‘Salomé’ transmitida en el año 2001-2002.

Participo en la telenovela ‘Mujer de madera‘ (2004) la cual tuvo que dejar debido a su embarazo.

Para Edith González, su papel protagónico en “Buenas noches, mamá“, obra dirigida por Raúl Araiza, que se estrenará el 12 de marzo (2010) en el Teatro Libanés de la ciudad de México, es una prueba de su versatilidad como actriz.

Y es que Mónica, el personaje que interpreta, encarna la depresión característica de la población de los países nórdicos.

“Yo siempre voy de A a Z, de blanco al negro, quiero ser vista como una actriz versátil”, sentencia. “Cuesta mucho trabajo porque a la gente le gusta mucho etiquetar. Tengo la etiqueta de actriz de televisión sin importar lo que me he partido el alma en muchos lados. Uno lucha por quitarse las etiquetas. Soy actriz y punto”.

11 Comments

  1. Evelia marzo 7, 2011

Leave a Reply