Anjelica Huston

Anjelica Huston
Anjelica Huston nació el 8 de julio de 1951, actriz y realizadora estadounidense.
Heredera de una tradición de artistas cinematográficas (su abuelo era Walther Huston), Anjelica probó suerte en el mundo de la interpretación. Obtuvo un pequeño papel en Hamlet (1969), representó el papel de Ofelia de esa misma obra en Broadway en ese mismo año, y se puso bajo las órdenes de su padre en Paseo por el amor y la muerte, donde ofrecía su cuerpo desnudo al espectador. Empero esos inicios quedaron truncados en parte por el fallecimiento de su madre en un accidente y unas críticas devastadoras.
Anjelica se mudó a Nueva York para trabajar como modelo. En dicha ciudad conoció a Jack Nicholson con quien inició una relación sentimental. Poco a poco volvió al cine en pequeños roles en películas como El último magnate (1974), El cartero llama dos veces (1981) y Frances (1982).


Para deshacerse de su imagen más trágico, Anjelica aceptó roles más desinhibidos, como la Gran Bruja de La maldición de las brujas, la Morticia Adams de La familia Addams, o la Marcia Foxx de Misterioso asesinato en Manhattan que la vincularon durante unos años a la comedia.
En 1995 se reencontró con Jack Nicholson en Cruzando en la oscuridad, segunda película como realizador de Sean Penn. En ella los dos actores interpretaron a una pareja divorciada cuya hija había muerto atropellada por un conductor ebrio. La actriz finalizó el año con la filmación de Cuando salí de Cuba, en la que defendió el papel de mujer madura que al llegar a Miami enamora a un policía interpretado por Chaaz Palminteri.
En 1996 Anjelica decidió saltar a la dirección con Bastardos de Carolina. A este título se le sumó Agnes Browne (1999), presentada en una edición del Festival de Cine de San Sebastián en la que ella fue galardonada con el Premio Donostia. En su discurso de agradecimiento señaló que estaba muy honrada por recibirlo en el mismo año que lo hacía Vanessa Redgrave y Fernando Fernán Gómez.
En 2000 James Ivory requirió sus servicios para La copa dorada, encomendándole el papel de Agnes, una mujer que colabora en la elaboración de una peligrosa mentira. A este papel le siguió el de matriarca en Los Tenenmbaus: una familia de genios.
En 2003 Anjelica junto a su marido Robert Grahame participó activamente en las manifestaciones contra la guerra de Irak.
En 2005 presidió el jurado de Festival de Cine de San Sebastián, compuesto por Verónica Forqué

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *