Demi Moore ingresa al hospital

Demi Moore

Demi Moore acudió con su hija Rumer Willis a la gala Cinema For Peace en beneficio de la gente de Haití, realizada en California, donde se le pudo ver aún más delgada.

Hace un par de semanas la actriz confesó tener una relación “amor-odio” con su cuerpo a la revista “Harper’s Bazaar”, y en su más reciente aparición pública lució su bajo peso.

He tenido una relación de amor-odio con mi cuerpo. He estado luchando contra mi peso y con la sensación de que no podía comer lo que quería”, dijo a la revista.

Desde que el pasado mes de noviembre Moore anunciara que se divorciaría de Ashton Kutcher ha sido la comidilla de los tabloides, no sólo por la infidelidad del actor, sino también por su alarmante pérdida de peso, además de los rumores de una supuesta recaída en el alcohol.

A pesar de recurrir a un vestido negro, que escondía su figura de flashes demasiado incisivos, la delgadez de sus piernas y brazos era más que evidente. Por no hablar de su cara, donde los pómulos se ven cada vez más marcados.

Y los problemas de la actriz han llegado tan lejos, que el día de ayer debió ser hospitalizada supuestamente por “abuso de sustancias prohibidas”.

Es de público conocimiento que la separación del actor Ashton Kutcher no le hizo nada bien pero nadie imaginó que la iba a dejar internada. Lo cierto es que la actriz ingresó en un hospital de Los Ángeles.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *